Yo soy así (y a veces no me gusto)

A las cada vez menos personas que me hacen caso yo le suelo contar que soy un asocial, que tengo un defecto terrible que consiste en hacer siempre lo que quiero cuando quiero y que a veces, por razones desconocidas hasta para mí de pronto me da por algo o decido algo aparentemente irracional.

Imagino que para consolarme mucha gente me dice que ser así no es malo sino que, muy al contrario es una especie de lujo que poca gente se permite.

Y yo, imagino que para aceptar el consuelo y no volverme loco les admito la excusa y la tomo como propia. Yo no soy raro, soy interesante. Yo no es que pase de la gente, es que soy especial. A mí no es que se me vaya la olla es que tengo gran capacidad para auto-inventarme.

Todo perfecto, si no fuese porque a veces ocurren cosas que me demuestran que en realidad mis razonamientos no son un engranaje perfecto y que a menudo (o al menos a veces, no quiero pasarme en mi auto-flagelación) surgen roces que a veces chirrían demasiado y entonces ocurre algo que para mí es insufrible y es mi falta de acuerdo conmigo mismo.

Hace unos meses dejé este blog. Las razones pueden parecer poco definidas y para algunos poco creíbles pero se resumen en una sola: no me apetecía escribir. De hecho, no sólo no me apetecía escribir sino que incluso no entraba en la página. Podría decir que estaba muy ocupado y sería verdad, que emprendí algunos viajes y es cierto pero todo eso también pasaba cuando escribía con cierta frecuencia. Simplemente dejó de apetecerme. No hay más. El porqué de esto ni yo mismo lo sé.

Y bueno, hasta aquí todo bien pero como pasa muchas veces cuando decido hacer algo porque me apetece no valoré ninguna de las consecuencias. En realidad, dejar de escribir un blog no creo que sea una acción que acarree desgracias para nadie pero yo ni siquiera caí en la cuenta de las pequeñas cosas que a veces son importantes. Yo escribía un blog y había quien me leía. Eso supone un tiempo dedicado a leer mis comeduras de olla (quien haya leído algunos posts de mis blogs entenderá que a veces supone un esfuerzo considerable y en ocasiones no muy agradable). Y yo, simplemente pasé de todo y no di siquiera una mísera explicación.

Que nadie confunda esto con prepotencia. Ya sé que no hubo víctimas mortales y que probablemente nadie me echo de menos más allá de la pura curiosidad pero si es cierto que debería aprender al menos a explicarme o disculparme.

Pero no sólo eso, la falta de escritura y lectura de mi blog la llevé en el mismo nivel a mi correo asociado. Accedí a él después de muchísimo tiempo y me encontré con varios correos en los que algunas personas me preguntan por mi blog, por la falta de actualización y otros con los que, sin conocernos físicamente establecí algún contacto me preguntan por mi y por las causas de mi desaparición. Incluso alguno se pregunta si habré tenido algún percance.

Me ha dolido mi falta de tacto y de educación con todas esas personas pero lo que más me ha dolido es comprobar como una persona a la que le tengo un particular aprecio y cariño y a la que aunque no he visto en persona me niego a decir que no la conozco me ha enviado un correo del que he deducido que había perdido a una persona muy especial para ella.

Y digo he deducido porque en un alarde de discreción ni siquiera me lo ha dicho directamente lo cual me hace auto-humillarme aún más.

Y que hago yo?, le digo que lo siento mucho con seis meses de retraso?. Me invento excusas para decir que me fue imposible?.

Pues no lo sé, porque la verdad da igual lo que diga. Me consta que ella me perdonará rápidamente pero es que en estas ocasiones y aunque sea una muestra más de egoísmo, mi mayor problema es que mi decepción es conmigo mismo.

Así pues, valga este post (que supongo no leerá casi nadie después de tanto tiempo) para pedir disculpas públicas a todo aquel al que le debía una mínima explicación y para expresar, al menos tan torpemente como puedo, mi disgusto por mi propio comportamiento.

Y a esa persona, a la que nunca me he dignado explicarle lo especial que es para mí, sólo decirle que, lamentablemente, yo soy así.

26 comentarios:

El Conde de MonteCristo dijo...

Yo te acabo de leer, es lo que tiene mantener las RSS ;-)

Está bien saber de tí después de tanto tiempo.Y tampoco te tortures tanto por esa falta de tacto como dices tú.

saludos,
El Conde

Princesa dijo...

Tito!!! por fin apareciste, pues claro que te seguiremos leyendo, como no hacerlo?
Me alegro de que estes bien y mas aún de que hayas vuelto.
Un beso enorme.

mordandis dijo...

Nunca sabemos quien nos está 'mirando'.
:-)

1beso

Raquel dijo...

Cómo me alegra volver a leerte!!

Un beso muy grande.

Miroslav Panciutti dijo...

Te honra lo que has escrito (más vale taarde que nunca, dice el refrán). Y confío en que este post no sea sólo fruto de tus remordimientos o, lo que es lo mismo, que se te haya pasado la fobia a seguir escribiendo con cierta regularidad.

sildavia dijo...

Me alegra volver a leerte, periodicamente pasaba por aqui por si habias vuelto. De tu penultimo post deduje que te habias ido, pero confiaba que por lo menos nos explicarias tus andaduras por el mundo. Esta gallina que no hace casi nunca nada de lo que le apetece te ha echado en falta.

Mo dijo...

Tito, creo que cualquier persona que escriba un blog, puede entenderte, un día te levantas inapetente, el blog no te llama para nada, y todo lo que tenga que ver con él, tampoco. Y no hay razones, simplemente es asi. Y no creo que debas culparte por eso; porque hay parcelas de nuestra vida, y esta es una de ellas, donde somos totalmente libres, y no es bueno quitarle alas a la libertad. Yo prefiero saber cuando te leo que lo que has escrito lo has hecho porque realmente querías, y no por unicamente "seguir dando señales de vida".

Saludosssssss

Joe dijo...

Te leo y te echo de menos, pero comprendo tu motivo para dejar de escribir y lo veo perfectamente válido. Y no te flageles demasiado: por mucho que nos esforcemos es imposible predecir las consecuencias de todos nuestros actos.

Un abrazo.

Antonio dijo...

Qué alegría más grande volver a leerte. Yo pasaba por aquí casi a diario.

Kandralin dijo...

Cuanto tiempo sin leerte..

:) Me alegro de que estés bien.

Un saludo

Malvaloca dijo...

Es una alegría comprobar que sigues "conectando puntos".

Un beso

Pilar dijo...

Yo también me preguntaba que habría sido de tí....después de un tiempo desconectada y sin leer al volver ví que había desaparecido bastante gente que me gustaba...así que me alegro que tu hayas vuelto!
Entiendo esa fase que has pasado...

Rotia dijo...

Que alegría volver a verte.

Porque me gusta leerte y porque estas bien.

A ver si te vienen las ganas y nos sigues deleitando con tus "idas de olla".

Anónimo dijo...

Como ves, son muchos tus lectores que te echaban de menos.

Anónimo dijo...

Bienvenido a tu blog! Me alegra que lo hayas retomado porque me apetecía leerte!

Saludos,

Elisa.

Inés Perada dijo...

El no apetecer escribir es la razón primera y más importante para dejar un blog.
Cierto es que un "hasta siempre" no hubiera venido mal...me alegro de que al menos, estés bien.

No te tortures, nadie somos realmente importante, ni tu ni nosotros, los que te seguíamos, que ya sabíamos también de que pie cojeabas pero...seguías mereciendo la pena ( esto es un piropo).
La verdad es que cuesta mucho encontrar buenos retazos de escritura y todos los (pocos) blogs que tengo en favoritos, están en vía muerta. Una pena...Supongo que todo en la vida tiene principio y fin, y los blogs no son una excepción.

Salud y suerte.

Pablo dijo...

Sr. Don Tito, como ve SI se le echaba de menos. Desde el respeto y el entendimiento de su desgana, pero se le echaba de menos.

De su blog, he aprendido cosas, me ha hecho sentir curiosidad por otras.

De algun modo me sentia cercano a usted.

Me alegro de que este bien, me alegrara aun mas si ha recuperado las ganas de escribir.

Un abrazo D. Tito.

Amaranta dijo...

Pues para creer que nadie iba a pasar por aquí después de tanto tiempo supongo que te habrás llevado una sorpresa agradable. Como dice Pablo contigo se aprende mucho así que no sé si echaba de menos acostarme habiendo aprendido una cosa más o a ti mismo.

Aidarile dijo...

mmm... bueno, yo después de esa disculpa y esa actualización, te perdonaría de cabeza. a mi me ha encantado. me alegra que hayas vuelto para poder leer más :)

Freeman dijo...

Es un placer volver a leerte. Aunque dejes de escribir no te vamos a olvidar.

Un saludo, Tito.

Elena dijo...

Vaya, me alegra volverte a leer, este blog era mi favorito, aunque hayas dejado de escribir aun se disfruta releyéndote.

Un saludo

Quince dijo...

Pues sí, la verdad es que llenabas buenos ratos, tanto como ella, que tampoco se explaya desde su triste pérdida y también se le echa le menos ... con respeto y resignación, pero habéis llegado a la gente y sois lecturas de referencia para unos cuantos.

Y por supuesto, sería una gran suerte poder seguir disfrutando con vuestros blogs.

Saludos D.T.

Anónimo dijo...

Bienvenido de nuevo :) ,... te esperabamos.

Mia

Anónimo dijo...

Es curioso yo te leía a diario y hace un tiempo, sin ningún motivo, dejé de hacerlo.

Hoy me he acordado de ti, tampoco sé por qué y he buscado tu blog de nuevo y leo que no has tenido ganas de escribir... Casualidades...

Un abrazo y disfruta mientras tenga sentido.

Un saludo

Alicia H.

Anónimo dijo...

Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)

Anónimo dijo...

Interesante post, estoy de acuerdo contigo aunque no al 100%:)